Eres Diseñador Gráfico

Breve historia sobre el día a día de un diseñador gráfico.

Actualizado el 14 de julio del 2017

Te levantas a las 2:00 p.m. porque estuviste trabajando hasta las 5:00 a.m. en un trabajo que tenías que haber entregado hace dos semanas. Tu madre (junto a otros familiares y amigos de la familia) cree que no estabas trabajando pero tú sabes (piensas) que sí (la mayor parte del tiempo), son cosas comunes en la vida de un diseñador gráfico.

No entiendes cómo trabajas tanto y aún así no tienes dinero, como otros ex compañeros tuyos de bachillerato que no sabían ni amarrarse las trenzas a los 15 años y que ahora heredaron la panadería del papá... y manejan un Mercedes Benz.

Antes de cepillarte, antes de vestirte, antes de desayunar siquiera, vas a la computadora a abrir el correo. Es algo que haces todos los días; es digamos, tu ritual matutino. Es como si estuvieras siempre esperando que llegara un mensaje que te va a cambiar la vida: una oportunidad de empleo en el exterior, un trabajo de varios miles de dólares, un admirador secreto que te desea inconsolablemente, o quizás algún pago.

Mientras abre el browser, recuerdas la sensación que tuviste la madrugada que acaba de pasar:

Diseñaste hasta tarde, estabas retrasado pero definitivamente AYER era el día en que la inspiración te iba a favorecer... y ¡así fue!

Releíste el briefing del cliente, comprendiste metas, oportunidades, captaste sus necesidades, sopesaste con la cantidad de información que había, el tamaño de las imágenes, el tipo de empresa y el objetivo del trabajo, te documentaste en Google sobre la historia de la empresa y el mercado específico en la que esta se desenvolvía. Pasaste gran parte de la madrugada viendo trabajos similares para que tu inspiración solo te llevara en el camino correcto...

Revisaste largas listas de tipografías, analizando cual sería la más adecuada en favor de la legibilidad, las tendencias actuales y la personalidad de la pieza. El font que deseabas era pago y no había forma de conseguirlo gratis, echaste mano de unos dolaritos que tenías en Paypal para pagar por el font, no le dijiste nada al cliente porque sabías que no iba a entender tal decisión.

Pasaste 3 horas instalando una nueva versión de Photoshop para no quedarte desactualizado y poder echar mano de las nuevas herramientas en pro de un mejor trabajo, más adecuado, más eficiente, más profesional.

Mientras diseñabas sentías que todo encajaba, te inspiraste escuchando algo de música de meditación y Drum&Bass... Esta noche, tu computadora, tu casa: el momento y el lugar perfecto para el diseño...

Echaste mano de toda tu experiencia, conocimientos habilidades y talento para producir una pieza de portada de portafolio: tu Master Piece.

Sin embargo, todo ese sentimiento se redujo a morisquetas cuando te preparabas para enviar el trabajo por e-mail al cliente; te sentiste como un niño que entrega una tarea para ser corregida por su maestra de 3er. grado: Hilda María (a la que la directora le decía “ HiRda Maríaj”), que se sacaba el cerúmen de las orejas con la uña del dedo meñique y lo disparaba a cualquier incauto que no estuviera prestando atención.

Toda tu grandeza ahora estaría en tela de juicio; incluso la realidad misma. Asuntos pertenecientes al más común de todos los sentidos podrían ser invalidados en instantes por tu cliente. En otras palabras: no sabías si le iba a gustar o no. ¿Cómo es posible que 10 años de carrera, estudios, investigaciones y prácticas se redujeran a una simple cuestión de GUSTO, de alguien que no distingue Comic Sans de Arial?

-De entre todos los misterios de la naturaleza, ese es uno de los más humillantes- pensaste...

De vuelta a la actualidad, te restriegas los ojos mientras borras el correo no deseado y encuentras un correo del cliente cuyo objeto dice así:

“Observaciones sobre el boseto que nos enviastes”

Truenas tu cuello, sientes que la columna vertebral entera te incomoda, respiras hondo sin poder llenar tus pulmones, sientes que una extraña comezón, parecida a pequeñas picadas de hormiguitas diminutas (pero rojas), te recorre desde el cuello hasta los brazos, sientes un nudo en tu garganta y una especie de post-puñetazo en la barriga. Todo eso en 10 segundos, el tiempo que te toma decidir si abres el correo o lo borras para siempre y te dedicas a otro oficio.

Pero al final abres el correo...

... siempre abres el correo...

No eres tan listo...

A fin de cuentas eres diseñador y no doctor.

Marketing para emprendedores

Marketing para emprendedores
Temas de marketing para emprendedores y aspirantes.

Para Diseñadores

Para Diseñadores
Nuestra experiencia de agencia con clientes y situaciones comunes relacionadas al diseño como servicio.

Páginas Web

Páginas Web
Nuestra experiencia de más de 22 años en el diseño web nos da algunas ideas que pueden ser útiles para quienes deseen incursionar en este mundo, en el ámbito gerencial.

SEO

SEO
Técnicas, recursos y opiniones sobre el antiguo y misterioso arte de posicionar páginas web en los primeros resultados de Google.

Branding

Branding
Nuestro conocimiento sobre temas relacionados al desarrollo de marcas y sus visicitudes.

Email

Email
El servicio más antiguo y exitoso de toda la Internet, el revolucionario sistema de comunicación que ya es parte de nuestra vida, resulta que casi nadie sabe usarlo adecuadamente, y son muchas más las incógnitas que las certezas

Liderazgo

Liderazgo
Las empresas y emprendimientos exitosos poseen gerencias que van de la mano de líderes inspiradores con una visión global de las metas. Acá tratamos de recorrer todo lo que abarca el liderago y gestión empresarial.

Redacción creativa

Redacción creativa
El contenido precede al diseño. Diseño sin contenido no es diseño, es decoración.

Recursos y herramientas

Recursos y herramientas
Cosas que nos han sido útiles durante todos estos años y nos han hecho la vida más sencilla.

Humor

Humor
Convertimos las pequeñas tragedias en motivos para reirnos... ¡para no llorar!

Trabajando con Movidagrafica

Trabajando con Movidagrafica
Información para nuestros clientes que también puede ser útil para poder manejar la relación entre emprendedores y agencias de marketing.

Para pensar

Para pensar
No todo es dinero, no todo es diseño, no todo es marketing. Evolucionemos.

Talleres

Talleres
Esto es lo que tenemos para ti: conocimiento y experiencia de valor inigualable que te ayudarán en tu carrera.
Agencia de Marketing y Publicidad en Bogotá, Colombia | Diseño Web en Colombia